miércoles, 10 de enero de 2018

London trip - First day

Era el día de irnos a Londres, así que a las 08.00 AM ya estábamos en el aeropuerto de Manises. Nuestro vuelo con Easyjet salía  a las 10.15h.

Así que tras sacar la tarjeta de embarque y pasar los pertinentes controles nos dirigimos a tomar un tentempié y esperar el embarque.

Easyjet vuela con los códigos OACI: EZY e IATA: U2.


Nuestra llegada a Gatwick estaba prevista para las 11.45 (12.45 hora española), es decir una duración de 2.30 horas, pero a poco más de una hora y media de vuelo, el avión comenzó a descender y pudimos contemplar la verde campiña inglesa.  A última hora debieron denegarle pista y rápidamente inició un brusco ascenso que "acongojó" a más de uno. Nada del otro mundo, unos 15 minutos más dando vueltas sobre la campiña y directos a tomar tierra en el segundo  de los aeropuertos de London.   Los vuelos de easyJet  operan en la terminal norte de Gatwick, donde tras pasar  por el control biométrico  de pasaportes nos dirigimos a recoger las maletas y  buscar al conductor de nuestro transporte que nos llevaría a la city.

Para nuestra estancia en Londres elegimos como base de partida y alojamiento el Hotel "Citadines Trafalgar Square London", en el 21 Northumberland Ave , junto al Pub Sherlock Holmes.   Se trata de un apartahotel de 4* situado en pleno centro de London a un par de minutos de Trafalgar Square . A pocos minutos teníamos el Golden Eye , el Big Beng y Westminster. Si te gusta pasear podrás visitar muchos de los lugares más representativos  de Londres.




La verdad valió la pena gastarnos un poco más en en alojamiento, en Londres los hoteles son caros y en muchas ocasiones bastante viejos, además que algunos están lejísimos del centro y debes estar usando continuamente el metro o bus para poder ver cosas.

Este alojamiento es excelente para viajes familiares, a nosotros nos dieron el apartamento 221 que daba a una tranquila calle en la parte trasera del edificio. El apartamento  de corte moderno tenía una habitación principal y un comedor cocina con un amplio sofá-cama. Equipado con lavavajillas, sartenes y demás útiles para cuatro personas.

Casualmente en el hotel había un chico español que llevaba poco tiempo trabajando allí y nos trató de maravilla.  Tras dejar las maletas nos dirigimos a tomar algo y dar un paseo para adquirir nuestras Oyster Cards.

Una tarjeta Oyster es una simple tarjeta contactless de  prepago con la que se puede  pagar el transporte público en Londres.  Con ella te ahorras tener que pagar cada vez por un billete y te aseguras que siempre te cobrarán la tarifa más barata.



Para los que no quieran adquirir ningún tipo de tarjeta , decir que se puede utilizar directamente  cualquier tarjeta bancaria tipo  contactless y disfrutar de las mismas ventajas y beneficios que si fuera una Oyster.

La Oyster Card se puede utilizar  en los diferentes transportes públicos de Londres:

London Underground (metro)
Overground y los servicios ferroviarios de la National Rail en Londres
los autobuses
los tranvías del sur de la ciudad
la Docklands Light Railway (DLR)
el teleférico Emirates

Una cosa a tener en cuenta de la Oyster Card es que es una tarjeta "unipersonal", es decir, que solo la puede utilizar una persona por trayecto.

Existen más tarjetas pero nosotros elegimos la Oyster Card  porque nos pareció la tarjeta de transporte más aconsejable para los 5 días que íbamos a estar en la ciudad, se puede comprar en el metro, en las máquinas expendedoras que hay en algunas estaciones, en las taquillas del National Rail y en los puntos de información turística. Para comprar la Oyster hay que dejar una señal de 5 £ que serán reembolsadas cuando devuelvas la tarjeta

Los autobuses y los tranvías no tienen zonas ni horas, por lo que el precio de cada viaje es siempre el mismo independientemente del trayecto o de la hora del día, con una ventaja añadida: puedes hacer un segundo viaje en autobús o tranvía de forma gratuita siempre que no haya pasado más de una hora desde el primer viaje (hopper fare). El límite diario que gastarás en tu oyster es de 4.50 £ , una vez hayas llegado a ese tope, podrás viajar cuanto quieras sin que te carguen nada. En el metro es distinto, la ciudad de Londres está divida en 9 zonas tarifarias, siendo la zona 1 la más céntrica, y el precio de los viajes varía dependiendo de la zonas por las que pases, del medio de transporte utilizado y de la hora del viaje. Igualmente  sucede con el Limite diario (Daily cap). Las horas punta son de lunes a viernes de 06:30 a 09:30 y de 16:00 a 19:00.

El precio del viaje se calcula por la hora en la que entras y por las zonas por las que pasas (no por la que entras y la que sales)

Los menores de 11 años viajan gratis en todo el transporte público de Londres. Los niños entre 11 y 15 años pueden obtener las Tarifas Young Visitor (para niños que visitan Londres por menos de 2 semanas) es una tarjeta Oyster infantil con tarifas infantiles  que caduca a los 14 días. Si se carga en una tarjeta Oyster de adulto, las tarifas de adulto y el coste tope a pagar se reducen a la mitad.

Estas tarjetas Oyster sólo se pueden cargar con el descuento juvenil (Young Persons Discount) en algunos sitios A nosotros  nos informaron que fuéramos a alguna oficina de información y de turismo o a  la taquilla de la estación de tren de Victoria. Así que nos dirigimos paseando por Victoria Street dirección a  "Victoria Station", donde casualmente en la oficina de Oyster nos tocó  también una chica española que muy amablemente nos entregó las tarjetas.




De regreso por Victoria St. visitamos la  Catedral De Westminster (Westminster Cathedral). Se trata de una catedral victoriana de estilo bizantino con rayas rojas y blancas, e interior dorado con mosaicos y mármol. Es el templo principal de la iglesia Católica en Inglaterra y Gales y la iglesia metropolitana y catedral de la archidiócesis de Westminster. Es la sede del arzobispo primado de la iglesia Católica en Inglaterra y Gales. Ojo,  no confundir con la Abadía de Westminster (Westminster Abbey) que es anglicana y está junto al parlamento.


Victoria Street  es la calle más importante de la zona, tiene modernos  edificios de cristal, acero, hormigón o piedra, principalmente oficinas, tiendas y algún centro comercial.

Al final de la  calle llegamos a  la abadía de Westminster (Westminster Abbey), una iglesia gótica anglicana que es del tamaño de una catedral. Está localizada en Westminster, junto al palacio de Westminster. Es el lugar tradicional que la monarquía británica usa  para las coronaciones y entierros.La abadía tiene, además, muchos sepulcros de otros miembros de la familia real, aristócratas y personalidades ilustres.


A unos 200-300 metros encontramos el palacio de Westminster, también conocido como The Parliament (el Parlamento), que alberga las dos cámaras del Parlamento del Reino Unido (la Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes) y el icono de Londres,  la Torrre del Big Ben.



La torre fue construida en 1858 junto al nuevo Palacio de Westminster, es un torre de 106 metros de altura construida en estilo gótico que alberga cuatro enormes relojes situados en sus caras.


A estas alturas ya deberemos saber que aunque generalmente llamamos  "Big Ben" a la Torre del Reloj del edificio del Parlamento de Londres, el Big Ben realmente es una enorme campana de 14 toneladas que se encuentra en el interior de la torre.

Todo el que haya visitado Londres debe tener su foto junto al Big Ben o las famosas cabinas telefónicas rojas , que aunque ya están en desuso, son el reclamo de los viajeos.




A continuación giramos por Victoria Embankment y nos topamos con el edificio de New Scotland Yard, las oficinas centrales de la Policía Metropolitana de Londres.  


Seguimos por Parque Whitehall Gardens y cruzamos el Támesis (Thames par los ingleses)  por Golden Jubilee Bridges y llegamos al Paseo de la Reina  (The Queen's Walk) donde podemos contemplar la enorme Noria del Milenio, más conocida como El "London Eye" (Ojo de Londres) ... lo de poner el nombre del patrocinador delante (Coca Cola) no nos gusta.


El London Eye es una noria-mirador de 135 m. situada  junto al County Hall y frente a las oficinas del Ministerio de Defensa.  Fue construida especialmente para dar la bienvenida al nuevo milenio, la gran noria nunca llegó a desarmarse debido al enorme cantidad de público que visita la instalación desde su inauguración. Abierta  al público en marzo de 2000, fue la mayor del mundo hasta la apertura de la Estrella de Nanchang (160 metros) en mayo de 2006 y la posterior Singapore Flyer (165 metros) en 2008 .


Ya anochecido regresamos a  Northumberland Ave, donde junto al Playhouse Theatre está nuestro hotel.

Finalizado el primer día de visita a esta bonita ciudad toca asearnos un poco y  dirigimos a cenar. ¡ Y cómo no! , para todo el que viaje con niños o adolescentes no hará falta decir  que  acabamos en una pizzería junto a Charing Cross Station.

#laproximaparadaelmundo

miércoles, 3 de enero de 2018

Caminando por el paseo Marítimo de Valencia



Un día de buen tiempo caminaremos por el  Paseo Marítimo de Valencia que discurre junto a las playas el Cabañal y de  la Malvarrosa. Podremos ver el bonito y excelentemente situado Hotel Balneario de las Arenas, y relajar nuestra mente y nuestro espíritu junto al buda. (Estaba en una tienda del Paseo ). 




Luego continuamos por el Paseo Neptuno  que se encuentra tras la zona de restaurantes existentes junto al puerto. Llegaremos a la entrada del puerto flanqueada por dos impresionantes banderas y seguiremos hasta el espigón donde podremos ver los cruceros amarrados en los muelles del fondo. Un  bonito recorrido para pasar la mañana paseando.




 Un  bonito recorrido para pasar la mañana paseando.



De ruta por algunos de los escenarios de 'Ocho apellidos vascos'

En nuestro último día de visita en tierras vascas nos dirigimos a conocer algunas de las localidades  en donde se rodó la película "Ocho apellidos vascos".


Iniciamos el recorrido por Zumaia y nos dirigimos a las afueras del municipio en busca del escenario de boda Rafa y Amaia.  Y llegamos a la "Ermita de San Telmo", que  se alza sobre la playa de Itzurun y donde también  podemos observar los acantilados que sirvieron de rodaje a la famosa serie "Juego de Tronos".




Casualmente hoy hay una boda en la  preciosa ermita que se llena de gente para la celebración.


De allí bajamos al casco antiguo de Zumaia en busca de una de las fuentes más famosas del cine español.  Se trata de la fuente de "San Juan" en Olazabal Idazkaria Kalea (Calle Secretario Olazabal), lugar donde se rodó uno de los principales momentos de la película, en donde en plena manifestación abertzale Rafa entona su  "Euskadi tiene un color especial".


 

Nuestra próxima parada es en Getaria (Argoitia en la película).  En el puerto de Getaria es donde Koldo (el  padre de Amaia), tiene amarrado su barco pesquero, el "Sabino Hiru". Guetaria tiene un embarcadero típico vasco donde se grabaron muchas de las escenas de puerto.








Y para finalizar nos dirigimos a Zarautz , localidad  donde se instaló todo el equipo de rodaje para moverse por todo el País Vasco y donde está la comisaría en la que es detenido Rafa tras meterse en líos a su llegada  al País Vasco , que realmente es una  dependencia policial de la Ertzaintza .


 Y claro está, no íbamos a dejar de  caminar por Itsasertza Kalea (la calle frente al mar), nombre que recibe el paseo marítimo de Zarautz y donde al final podremos visitar el Hotel-Restaurante propiedad del cocinero más famoso de la tv española. Se trata de Hotelka , un hotel-restaurante que el popular Karlos Arguiñano  tiene en un palacete frente al mar en donde que sirven elaborados platos de temporada. Desde la terraza se pueden observar bonitas vistas del paseo y de las olas rompiendo en la playa.





Clásico ya es tomarse una foto junto a la estatua de Arguiñano que hay junto a la puerta de uno de los laterales del edificio.


martes, 2 de enero de 2018

Escapada a Donostia



En nuestro tercer día de visita por estas tierras elegimos como destino la ciudad de  San Sebastián, "Donostia" en euskera. Un lugar precioso y  conocido por sus pinchos, su festival de cine y claro está, por la famosa Playa de la Concha.

Llegamos en coche, así que buscamos un lugar donde aparcar y unirnos al bullicio de la ciudad. Comenzamos el recorrido por una punta de la bahía de la Concha y buscamos el viejo funicular que lleva funcionando desde 1912. Por poco más de 3 euros el billete nos permite subir y bajar del monte Igeldo.

Al bajar del funicular parada necesaria de toda la gente son las terrazas panorámicas, en  donde podremos contemplar,  y claro está fotografiar la impresionante Bahía de la Concha.






La vista desde el Monte Igeldo es preciosa, hace calor, pero corre una ligera brisa que nos permite recorrer la zona bajo el sol del verano.






Aquí arriba hay un viejo parque de atracciones de los que estamos acostumbrados a ver en las películas antiguas, vamos de esos que ya no quedan en ningún sitio . Junto al parque  se eleva una torre llamada “el Torreón” que fue construida en el siglo XVI. Se puede acceder al mismo previo pago de  la correspondiente entrada, nosotros no subimos, poco más se puede ganar en vistas al subir, únicamente permite ver los acantilados  de la otra parte del monte Igeldo.



Par los que quieran un hotel desde donde puedan ver toda la ciudad, aquí arriba tienen uno.

De regreso en el funicular bajamos a visitar el Peine del Viento, un grupo de esculturas de acero  que se encuentra situado en un extremo de la bahía de La Concha, al final de la playa de Ondarreta. Puede decirse que es la obra  más famosa de Chillida y uno de los iconos más reconocibles de la ciudad. El lugar se pone a tope de gente para ver como  golpean las olas . También hay unos orificios  que al  romper las olas por debajo  lanzan el aire al cielo atravesando unas  pequeñas aberturas existentes  en el suelo. Los niños se divierten poniéndose encima de ellos.



Famoso por tener la mayor concentración de bares del mundo, el Casco Viejo de San Sebastián está formado por estrechas calles situadas al pie del monte Urgull. Así que nos dirigimos para allí a probar los famosos pinchos. Desgraciadamente encontramos que eran mucho mas caros que los que tomamos en Pamplona, tal vez nos vieron cara de turista, así que en ese punto nos quedamos con los que probamos en Estafeta, bastante más económicos e incluso algunos más buenos.


 

Por último visitamos el antiguo Casino ahora  sede del  Ayuntamiento de Donostia y nos dirigios a otro lugar no demasiado conocido, el Palacio de Miramar.



Se trata de una edificación de estilo inglés construido a finales del XIX , la reina María Cristina lo utilizó como residencia de verano de la monarquía española. Está situado  en un promontorio en plena Bahía de la Concha, frente a las playas.  Desde 1972 el palacio es propiedad del ayuntamiento de San Sebastián y el acceso a sus jardines es libre, mientras que el edificio del palacio únicamente se abre al público en contadas ocasiones. 

Aprovechamos para tumbarnos en el césped de los jardines rodeados de flores y exposiciones, pudiendo contemplar unas magnificas vistas de las playas de la Concha y Ondarreta, de los montes de Igeldo y Urgull y la isla de Santa Clara al fondo.




Y con esto damos por finalizada la visita a la bonita Donostia y regresamos a nuestro lugar de descanso .

London trip - First day

Era el día de irnos a Londres, así que a las 08.00 AM ya estábamos en el aeropuerto de Manises. Nuestro vuelo con Easyjet salía  a las 10.1...